sábado, julio 19

Estudiantes 3 - Douglas Haig 1: Con el pie derecho

Foto: Canchallena
Buen debut del Pincha, con un merecido triunfo 3-1 ante Douglas Haig de Pergamino, con goles de Carillo, Román Martinez y Correa, pasamos a octavos de final de la Copa Argentina, y esperamos ganador de Independiente-Belgrano. 

En el primer encuentro post-Verón Estudiantes arrancó con determinación y buscando el gol, Longaniza paró un 4-4-2 con Jara como lateral derecho y Aguirregaray adelante como mediocampista, bien por el uruguayo, sobre todo al inicio llegando a fondo en ofensiva.

El primer tanto llegó con una definición de "goleador" de Carrillo, clave para un delantero arrancar con un gol la temporada. Luego nos fuimos quedando, no aprovechamos varias llegadas claras y nos empataron con un gol de tiro de esquina, también en el PT. 

En la parte final, y hasta que llegó el gol de Martinez (también de pelota parada), el encuentro fue parejo, pero después del 2-1 y con el golazo de Correa tras pase de taco de Auzqui (gran partido de Carlitos que metió las tres asistencias) conseguimos una diferencia que manejamos hasta el final del partido.

Para destacar que 9 de los 11 jugadores que salieron a la cancha son de las inferiores, solo Aguirregaray y Román Martinez no son pinchas, y además con un joven promedio de edad.  

Siempre es importante empezar con una victoria, ahora a seguir trabajando!

domingo, julio 13

Argentina 0 - Alemania 1: Con las botas puestas

Foto: FIFA
Dejar todo, correr hasta el final, sacrificarse por el compañero, hombro con hombro, unidos en la victoria y en la derrota. Argentina se bancó a Alemania durante 113 minutos, pero los europeos aprovecharon un hueco y metieron el 1-0 decisivo para llevarse la cuarta Copa Mundial y ponerse a solo uno de Brasil.

Llegaron como favoritos, venían de hacerle 7 al país anfitrión y mayor ganador de toda la historia del fútbol mundial, y aun así sufrieron hasta el final para llevarse el triunfo. Argentina tuvo sus chances, con un increíble mano a mano de Higuaín en el PT, otra de Messi y una de Palacio, pero no se concretaron y lógicamente se pagaron caro.

Con el pasar de los minutos el físico alemán se hizo sentir, Argentina se replegó y aguantó con la idea de explotar la contra y sorprender a la defensa alemana. Por eso Sabella metió a Agüero por Lavezzi en el entretiempo, para jugársela en los 90 minutos e intentar lograr la diferencia necesaria para ganar el partido.
El gol no llegó y vino el tiempo extra. Seguimos con el mismo libreto, pero lamentablemente Alemania encontró un espacio en la defensa argentina y con una definición exquisita de Gotze clavó el 1-0, que fue a la postre el resultado final del encuentro.

Queda mucho por analizar y comentar de esta nueva final que volvió a disputar Argentina luego de 24 años. No es casualidad que Alemania levante la Copa, es el resultado de una década de trabajo serio, sacrificado y comprometido. Exactamente lo mismo que pregona el Sabellismo/Bilardismo, y que tantas veces fue criticado y menospreciado.

Pueden estar de acuerdo o no con esta forma de jugar, de analizar el juego, de trabajar cada partido, de pensar cada momento. Son gustos. Yo muero con esta, jugando así seguramente tendremos otras instancias decisivas y posibilidades de levantar una Copa. Este es el camino, esta es la nuestra, hoy más que nunca, Soldado de Sabella/Bilardo/Zubeldía.

Por @fedesangalli




miércoles, julio 9

Argentina 0 (4) - Holanda 0 (2): Trabajo, humildad y seriedad

Foto: FIFA
Le ganamos por penales a Holanda luego de un duro partido, un juego táctico que supieron armar el enorme Alejandro Sabella y Louis Van Gaal, en el que los creativos fueron neutralizados por los sistemas defensivos. Aun así, tuvimos las chances más claras, pero no pudimos concretar y romper el cero rival. 

La defensa argentina nuevamente demostró una firmeza tremenda, Garay y Demichelis se comieron a Robben, Van Persie y Sneijder; qué decir de Mascherano y Biglia en el medio, un trabajo admirable de ambos, como así también Rojo y Zabaleta, dos soldados de Sabella con huevos, actitud y entrega total.

Un párrafo aparte merece Enzo Pérez, el mejor jugador argentino en los 90 minutos. Tuvo un arranque como aquellos buenos tiempos en Estudiantes, y siempre fue el más incisivo, sobre todo por el lado derecho del ataque argentino. Otro poroto (uno más y van....) para Sabella, que lo llevó a Brasil y recibió sus críticas (de)constructivas por parte de los mismos periodistas que ahora lo elogian y se sacan el sombrero ante el gran Magno.

Otra vez, como hace 24 años, Argentina en una final del Mundo con NUESTRA ESCUELA: Mariano Andújar, José Basanta, Marcos Rojo, Fede Fernández, Enzo Pérez, Claudio Gugnali, Julián Camino, el Profe Blanco, todos liderados por Alejandro Sabella. 

La escuela de Estudiantes de La Plata. De pie señores.